Regulaciones, licencias y autorizaciones del gobierno. Así se gestionan los juegos

Monopolio rentístico de la explotación de juegos de suerte y azar

El legislador estableció en el artículo 336 de la Constitución de la República de Colombia de 1991, la concesión exclusiva de la explotación rentística monopolizada de los juegos de azar al estado, quedando facultado para intervenir con limitaciones expresas de ciertos juegos,  cuyos fondos deben destinarse a fines sociales, principalmente al tema de salud pública. Esto configura una excepción al régimen económico formal colombiano, vista su utilidad para el bien colectivo.

En tal sentido, la Ley 643 promulgada el 16 de enero del año 2001, desarrolla este mandato constitucional, fijando así el monopolio rentístico de los juegos de suerte y azar del Estado colombiano. En sus normas, esta ley define como facultad exclusiva del estado la explotación, organización, administración, operación, control y vigilancia de todas las modalidades de juegos de azar, señalando expresamente que sus beneficios económicos rentísticos serán destinados a los servicios de salud.

Regulación de la actividad de juegos de suerte y azar

Así mismo, la mencionada ley establece los juegos prohibidos y las prácticas no autorizadas, previendo las sanciones aplicables, tales como la inmediata interrupción, la clausura y la liquidación de establecimientos y empresas que incurran en estas irregularidades. Las prohibiciones atienden al resguardo de la salud y seguridad de los jugadores, en razón de aspectos como la minoría de su edad, las enfermedades mentales, personas incapaces legalmente, ofrecimiento de premios ilícitos o controlados, así como también aquellos juegos o proveedores que desconozcan las reglas.

El artículo 41 de la ley 643 establece especialmente la obligatoriedad de los concesionarios de juegos de suerte y azar de liquidar, declarar y pagar los derechos de explotación con frecuencia mensual a la autoridad estatal correspondiente, sea  departamental, distrital o municipal, lo cual se estima específicamente mediante el reglamento aplicable en esta materia y se presentará en un formulario diseñado a tales fines.

El ente regulador de los juegos de suerte y azar

La institución que regula esta actividad rentística es Coljuegos, la cual depende directamente del ministerio de Hacienda y crédito público, cuyas atribuciones son: expedir reglamentos de juegos, fiscalizar contratos de concesión, adelantar procesos administrativos sancionatorios, controlar la ilegalidad de los juegos, garantizar la transparencia en la operación de los juegos y exigir los niveles adecuados de estándares a los operadores de los juegos.

La garantía y beneficio social de los proveedores con licencias

Entre los juegos de suerte y azar que han sido licenciados por Coljuegos se encuentran los casinos, el lotto, así como diversas loterías y los juegos en línea, los cuales han experimentado un importante auge en los últimos años. Estas modalidades hacen de Colombia el primer país latinoamericano en legalizar y regular los juegos de suerte y azar, con lo cual recaba importantes sumas de dinero que en el año 2017 pasaron los 500 mil dólares.

Entre los operadores que han obtenido licencias para explotar la actividad de juegos de suerte y azar legalmente, muchos de ellos con fama internacional, se encuentran: Wplay, Codere, Betplay, Colbet, Zamba y Mijugada. Es una garantía para los jugadores apostar con proveedores con licencias, pues están sometidos a la regulación de Coljuegos y adicionalmente colaboran directamente con el sistema de salud pública del país.